Close

LOGIN

Close

Register

Close

Lost Password

FA21_VansxPublic_728x90_R2

EL PLANETA SE CONVIERTE EN EL ÚNICO ACCIONISTA DE PATAGONIA

Patagonia ha anunciado hoy una nueva estructura de la propiedad, casi 50 años después de que su fundador, Yvon Chouinard, iniciara su experimento de negocio responsable. Con efecto inmediato, la familia Chouinard ha traspasado toda propiedad a dos nuevas entidades: Patagonia Purpose Trust Holdfast Collective. Lo más significativo es que cada dólar que no se reinvierta en Patagonia se repartirá como dividendos para proteger el planeta.

El Patagonia Purpose Trust posee ahora todas las acciones con derecho a voto de la empresa (el 2 % del total de las acciones) y se ha creado para dar vida a una estructura legal más permanente que proteja el propósito y los valores de Patagonia. Ayudará a garantizar que nunca se desvíe de la intención del fundador y a facilitar lo que la empresa sigue haciendo mejor: demostrar, como empresa con ánimo de lucro, que el capitalismo puede ayudar al planeta.

El Holdfast Collective posee todas las acciones sin derecho a voto (el 98 % del total de las acciones), y utilizará cada dólar recibido de Patagonia para proteger la naturaleza y la biodiversidad, para apoyar a las comunidades y para luchar contra la crisis medioambiental. Cada año, los beneficios que no se reinviertan en la empresa serán distribuidos por Patagonia como dividendo al Holdfast Collective para ayudar a combatir la crisis medioambiental. La empresa prevé repartir un dividendo anual de unos 100 millones de dólares, en función de la salud del negocio.

«Ha pasado medio siglo desde que comenzamos nuestro experimento de empresa responsable. Si tenemos alguna esperanza de contar con un planeta vivo y próspero dentro de 50 años, es necesario que todos hagamos todo lo que podamos con los recursos que tenemos. Como el líder empresarial que nunca quise ser, estoy haciendo mi parte. En lugar de extraer valor de la naturaleza y transformarlo en riqueza, estamos utilizando la riqueza que crea Patagonia para protegerla. Estamos haciendo de la Tierra nuestro único accionista. Me tomo muy en serio lo de salvar el planeta”

Yvon Chouinard, fundador de Patagonia, antiguo propietario, y actual miembro de la junta directiva

Patagonia seguirá siendo una B Corp y continuará donando el 1 % de las ventas cada año a activistas comunitarios. La dirección de la empresa no cambia. Ryan Gellert seguirá siendo el CEO y la familia Chouinard seguirá formando parte del consejo de administración de Patagonia, junto con Kris Tompkins, Dan Emmett, la Dra. Ayana Elizabeth Johnson, Charles Conn (presidente del consejo) y Ryan Gellert. La familia Chouinard también guiará al accionista mayoritario de la empresa, Patagonia Purpose Trust, eligiendo y supervisando el consejo de administración de Patagonia. También guiarán el trabajo filantrópico realizado por el Holdfast Collective. Actuando conjuntamente, el consejo de administración de Patagonia y el Patagonia Purpose Trust trabajarán por el éxito continuado de la empresa a largo plazo, asegurando al mismo tiempo que se mantenga fiel a su propósito y valores.

Campus de Patagonia en Ventura, California 19 de enero del 2016. Foto: Kyle Sparks


Ryan Gellert, CEO de Patagonia y miembro de la junta de Patagonia comenta: “Hace dos años, la familia Chouinard retó a algunos de nosotros a desarrollar una nueva estructura con dos objetivos centrales. Querían que protegiéramos el propósito de la empresa y que liberáramos de forma inmediata y perpetua más fondos para luchar contra la crisis medioambiental. Creemos que esta nueva estructura cumple ambos objetivos y esperamos que inspire una nueva forma de hacer negocios que dé prioridad a las personas y al planeta.”

“El sistema actual de capitalismo ha obtenido sus beneficios a un coste enorme, que incluye el aumento de la desigualdad y el daño medioambiental generalizado y no compensado. El mundo está literalmente en llamas. Las empresas que crean un nuevo modelo de capitalismo a través de un profundo compromiso con los objetivos ambientales y sociales, atraerán más inversiones, mejores empleados y una mayor fidelidad de los clientes. Son el futuro de las empresas si queremos construir un mundo mejor, y ese futuro comienza con lo que Yvon está haciendo ahora.”

Charles Conn, presidente de la junta directiva