Close

LOGIN

Close

Register

Close

Lost Password

FA21_VansxPublic_728x90_R2

Pues sí, los snowboarders somos unos macarras, ¿y qué?

La semana pasada Shaun White protagonizó un escándalo que agitó a todos los medios de comunicación estadounidenses. Una noche de borrachera que se descontroló y acabó en comisaria. Los hechos no son tan graves como pueden parecer de primeras, pero cuando todo el mundo tiene los ojos clavados en ti por ser la figura más destacada de los deportes de acción y sobretodo del snowboard, la cosa se magnifica.

Alguno de los comentarios que leí al respecto decía que esto afectaría negativamente a la ya degradada imagen de los snowboarders. Y es que estoy harta de ver en películas “main stream”, anuncios de televisión y noticias a la figura del skater y del snowboarder siempre relacionada con la delincuencia y los jóvenes parásitos sin oficio ni beneficio.

Aunque nosotros sabemos que no es así, que a parte de ser un deporte respetable, y olímpico, alrededor del cual se mueve una considerable y multimillonaria industria, tenemos que admitir que nos hemos vuelto todos en general muy modositos, y acatamos las reglas de las estaciones, competiciones, de la FIS… sin demasiados problemas. Pero me gustaría recordaos que al principio todos nos enganchamos a este deporte por la adrenalina, sí. ¿Pero por qué nos gusta tanto todo el estilo de vida que conlleva? La respuesta es muy sencilla, porque a todos no gustaba (o nos gusta) sentirnos un poco macarrillas, rompedores y auténticos.  Quizás es hora de que vuelvan los viejos tiempos y Shaun White es un impulsor, también, de esto…

____________________________________
*Los artículos de la sección «DICEN» son artículos de opinión escritos por nuestros colaboradores, SBES MAG no se responsabiliza de la opinión de los mismo, aunque nos gusta que la compartan.